Repujado en cuero de una flor

REPUJADO EN CUERO DE UNA FLOR

Las flores son un buen motivo para la creación en cuero. Sus relieves, suaves, y las líneas del contorno de sus pétalos, con amplias curvas, son fáciles de reproducir conociendo un poco los secretos del modelado y repujado. Y los tonos desvaídos del conjunto se pueden lograr también sin dificultad, mediante la aplicación de los colores de las tintas chinas. Podemos añadir además otra ventaja: lo reducido del tamaño.

Por todo lo expuesto, la ejecución de este ejercicio, que consiste precisamente en el modelado, repujado y coloreado de una rosa, resultará, a la vez que fácil y rápida, gratificante y práctica, porque habremos creado un bello motivo de decoración y nos habremos adiestrado en unas técnicas que luego vamos a necesitar para empresas de mayor envergadura.s la superficie del cuero, para envejecer.

1 – Tomando como referencia el marco, trazamos el contorno de la pieza de cuero a decorar.

2 – Cortamos el cuero. Ahora hemos de pasar el dibujo del patrón.

3 – Con un buril, siguiendo las líneas del patrón, pasamos el dibujo al cuero, bien sujeto al papel con un clip.

4 – Con el mismo buril, repasamos las líneas profundizando en el trazo de las mismas.

5 – Con un buril adecuado, aplanamos los bordes de las líneas, hacia el exterior.

6 – Aplanando las zonas marginales externas de las líneas, vamos dando relieve a la forma de la flor.

7 – Pintamos ya a base de tintas chinas, y con unas tonalidades. tenues, buscando transparencias.

8 – Tras el rosado de la flor, pintamos el tono verdoso con matices del tallo.

9 – Pintamos las hojas del pequeño capullo de la derecha.

10 – Con un rotulador de tinta al alcohol, marcamos los contornos de las hojas.

11 – Con la ayuda de un trozo de trapo, untamos cera y frotamos la superficie del cuero, para envejecer.

Patrones:

Fuente: Revista cuero artesano

Tu puntuación: 5.0 (1 votos)
Sending

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *