Manual básico para tejer en bastidor triangular

Por Enrique
In Telares / Tapices
abril 20, 2010
5 Comentarios
1119 Views

Manual básico para tejer en bastidor triangular

TAMAÑOS DEL BASTIDOR

En primer lugar, se debe elegir el tamaño del triángulo a realizar, combinando los orificios de los lados de la base del bastidor para lograr el tamaño deseado (tener en cuenta que al finalizar el tejido puede haber una merma de hasta 10 cm según el material que se utilice). Conviene que la base tenga mayor tamaño que los lados ya que ella corresponde al lugar de la prenda que da la envoltura. En cambio, los lados dan la profundidad del pico que caerá en la espalda de un modelo clásico; no sirve de nada tener un pico muy largo y no tener base para envolverse.

Decidido el tamaño del bastidor, se deben asegurar los tornillos que unen las partes. Luego hay que contar la cantidad de clavos en cada lado; el número debe ser igual en uno y otro lado.

Cuando ya se marcó la misma cantidad de clavos en ambos lados, se coloca la tanza en la base sujetándola con un mundo fijo en uno de los tornillos del extremo de la base y con un nudo provisorio (que se pueda desatar) en el otro extremo. La tanza pasará por el último clavo de cada lado según el tamaño elegido.

El material a utilizar debe estar ovillado y, por lo general, quedan mucho mas lindos los trabajos hechos con material con texturas (pelos, rulos, botones, etc.).

Ahora está todo listo para poder comenzar el tejido. Pongamos manos a la obra!.

BASTIDOR (CERRADO)

Está formado por dos estructuras de madera que cuando están cerradas son fáciles de guarar en cualquier lugar de la casa. Tiene sus correspondientes tornillos con arandelas y mariposas para unir estas estructuras, y un soporte o patita de madera para levantar el bastidor en su parte de atrás y hacer más cómodo el trabajo.

COMIENZO DEL TEJIDO

En esta guía se usa el bastidor chico para poder mostrarlo en su totalidad, pero la técnica es la misma para todos los tamaños.

1 – La tanza está representada por un hilo de color (verde) para verlo mejor. El ovillo de material siempre tendrá que estar debajo del triángulo, es decir que la hebra irá desde abajo hacia arriba.

2 – Comenzar atando con un nudito simple la hebra al primer clavo del lado izquierdo, siempre dejando 15 o 20 cm de resto que siempre quedará como un fleco.

3 – Ir con la hebra hacia el lado derecho, enganchándola en el primer clavo desde arriba hacia abajo.

4 – Subir la hebra al clavo siguiente haciendo un giro en forma de 8.

5 – Llevar la hebra hacia el lado contrario (izquierdo) y engancharla en el siguiente clavo de ese lado, desde arriba hacia abajo.

6 – Si el punto anterior quedó por arriba, el próximo hay que pasarlo por abajo. Enganchar luego la hebra en el próximo.

7 – Llevar la hebra hacia el lado contrario, enganchándola en el clavo siguiente.

8 – Cada vez que se teje una vuelta conviene estirar el tejido hacia abajo para ir dándole la soltura necesaria y que no se frunza o achique. El hilo verde que remplaza la tanza queda atrapado en las sucesivas vueltas de tejido y esto servirá para sostenerlo pegado a la base, colocando clavitos adicionales cuando corresponda.

9 – Volver a tejer la hebra como corresponde. Si en la vuelta anterior pasó por arriba (siempre viendo la posición vertical), en la siguiente pasará por abajo.

10 – Cada vez que se realiza el tejido, enganchar la hebra en el clavo que sigue y llevarla hacia el otro lado.

11 – Hacer siempre el tironcito del tejido hacia abajo en cada vuelta tejida.

12 – Seguir tejiendo de la misma forma en todas las vueltas siguientes, ayudándose con el dedo para seguir el camino de la hebra.

13 – A medida que se va trabajando, el tejido avanza no sólo hacia arriba sino también hacia el centro.

14 – Así llegará a unos pequeños orificios en la base que servirán para poner los clavos adicionales como cuñas, sosteniendo la primera pasada junto con la tanza.

15 – Poco a poco irá avanzando el tejido. Se teje de un lado y se pasa al otro.

16 – En determinado momento el largo de nuestra mano no alcanzará para tomar todos los puntos, por lo que se hará fraccionado. Buscar uno de los puntos que pasen por arriba.

17 – Si ese punto pasa por arriba en la siguiente vuelta, la que se va a tejer irá por abajo (por lo que hay que poner el dedo por abajo). Desde allí comenzar a trabajar uno por abajo y uno por arriba hasta llegar a la base.

18 – Tomar la hebra y llevarla hasta el lugar donde marcamos con el dedo, dejándola en suspenso.

19 – Comenzar el tejido desde las hebras de arriba hacia abajo, hasta llegar al lugar donde quedó la hebra con que tejimos en suspenso.

20 – Tomar la hebra con la que tejimos y llevarla hacia arriba hasta donde alcance nuestro dedo.

21 – Completar la pasada llevando la hebra hasta el final.

22 – Otra forma de tejer cuando el trabajo ya está avanzado es utilizar una aguja de crochet o tunecino (son mas largas). Ir intercalándola en el tejido como corresponda y llevándola hacia arriba con la hebra enganchada para terminar la vuelta.

23 – A medida que se teje conviene ir acomodando las distintas pasadas con la ayuda de un tenedor para trabajar en forma prolija.

24 – Al llegar a los últimos clavos hay que cerrar el tejido. Allí se nota bien que se trabaja en espejo porque el punto que se teje en un lado se lleva hacia el otro por la misma pasada.

25 – Para cerrar el tejido, hacer una vuelta impar en el medio de las dos últimas. Para ello se debe tomar la medida desde la base hasta el pico, con la hebra que se está tejiendo + 15 o 20 cm que servirán de fleco. Cortar allí.

26 – Comenzar a pasar la hebra que quedó (usando una aguja de coser lana), desde la base al pico entre las dos últimas pasadas y como pide el tejido (en contra de la posición anterior).

27 – Al llegar al pico, realizar una lazada, formar un nudo y trabar la hebra, con la que queda finalizado el tejido en bastidor triangular.

FINAL DEL TEJIDO

Al llegar a los últimos clavos pueden pasar tres cosas:

-          Que el tejido se cierre correctamente porque el material que se usó tiene el grosor suficiente para cubrir la separación de los clavos.

-          Que aun habiendo tejido todos los clavos quede una separación en las últimas vueltas ya que el material es más fino que el de lo necesario. En este caso se tejen 1 o 2 vueltas mas en suspenso o enganchándolas en los últimos clavos.

-          Que antes de terminar de tejer todos los clavos, el tejido ya se cierre porque el material es más grueso de lo necesario. En este caso no se tejen los clavos que faltan y solo se hace la vuelta de cierre con la aguja de coser.

TERMINACION – CADENETA

Antes de sacar el tejido del bastidor conviene hacer las terminaciones necesarias según cada proyecto. En este caso se enseña la que corresponde a un triángulo simple  básico.

1 – En la parte inferior (base), realizar una cadeneta corrida en crochet tomando cada punto tejido del triángulo. Esto hará una terminación más prolija en materiales lisos. No hará falta hacer este trabajo si el tejido está realizado con materiales con mucha textura.

2 – Comenzar enganchando la hebra (siempre dejando un largo suficiente para que quede escondido el fleco) en el primer orificio para formar el primer punto.

3 – De esta forma quedará una anilla en la aguja.

4 – Insertar la aguja en el próximo punto y enganchar por allí la hebra de material.

5 – Quedan dos orillas en la aguja.

6  – Meter la segunda anilla adentro de la primera y quedará formada la primera cadeneta.

7 – Continuar trabajando de esa forma en toda la base del triángulo hasta llegar al otro extremo. Allí esconder el final de la hebra con un fleco más.

FLECOS

Siempre que el diseño los lleve, es mucho más fácil colocar los flecos antes de sacar el trabajo del bastidor.

En los modelos sin flecos se puede hacer otro tipo de terminación.

1 – Cortar todas las hebras de los flecos, de la misma medida. El largo debe ser el doble del deseado ya que al colocarlos se doblan por la mitad. Decidir si se colocan flecos en los clavos, clavo por medio, cada dos clavos, etc.; eso dependerá del grosor del material y de la importancia que se le quiera dar. Con la ayuda de una aguja de crochet, comenzar a colocarlos en el lugar elegido, metiendo la aguja en el orificio del tejido marcado por el clavo. Tomar el fleco por la mitad y pasarlo por allí.

2 – Luego pasar las colitas del fleco por la anilla formada, trabándola así en el tejido.

3 – Colocar la cantidad de flecos elegida en todo el largo de cada lado del triángulo.

RETIRAR DEL BASTIDOR

Hay que recordar que la base está sujeta junto con la primera pasada de taza, que con la ayuda de los clavitos sostuvo el trabajo. Esa pasada de tanza hay que retirarla del bastidor.

1 – Desarmar el nudito provisorio del principio de uno de los tornillos pequeños de los extremos de la base.

2 – Con cuidado, ir sacando la tanza, tirando de ella hasta llegar al otro extremo.

3 – No cortar la tanza para sacarla ya que se puede volver a usar para realizar otros tejidos.

4 – Luego, comenzar a retirar el trabajo del bastidor sólo llevándolo hacia arriba y desenganchándolo de los clavos.

CORREGIR ERRORES

Más de una vez se salteará algún punto, se dará cuenta en el momento y corregirá el error (el tejido es en espejo por lo que si el error aparece en un lado también está en el otro, y hay que corregirlo en ambos). Otras veces se dará cuenta recién cuando ya sacó el trabajo del bastidor o cuando ya tejió muchas vueltas. Entonces es mayor el trabajo de desarmar que el de corregir después.

1 – Cuando se localiza el error hay que buscar el lado en el que se vea en forma vertical (urdimbre). Recordar que el error se repite en espejo.

2 – Seguir la línea por el tejido hasta llegar al borde que le corresponde.

3 – Cortar la hebra separando la urdimbre de la trama.

4 – Con la ayuda de una aguja de coser lana, destejer esa pasada hasta el lugar del error.

5 – Enhebrar la hebra en la aguja y pasarla nuevamente por el largo correcto.

6 – Ya corregido el salteo de puntos, el tejido queda armado nuevamente.

7 – Anudar los dos extremos de la forma más prolija posible. Luego, hacer coincidir en ese lugar la colocación de un fleco para tapar el nudo.

Hacer siempre la misma corrección en el otro lado del triángulo, ya que al trabajar en espejo el punto está corrido en ambos lados.

Fuente: Revista de Telar

Quienes leyeron este articulo tambien buscaron: tejer, bastidores, tejer telar, tejer en telar, bastidor triangular, telares caseros, aprender a tejer en telar, primer telar, tejido telar triangular, telar triangulo, tejer en telar triangular, telar.

Valora este artículo

5 Responses to “Manual básico para tejer en bastidor triangular”

  1. elisa dice:

    como se hacen las guardas en el telar triangular ?

  2. VANESA dice:

    HOLA ME GUSTARIA APRENDER MAS SOBRE TELAR TRIANGULAR Y RECTO SI PUEDEN AYUDAR Y MANDARME MATERIAL A M CORREO LES AGRADECERIA, ESTA LECTURA QUE ENCNTRE ME SIRVIO MUCHISIMO DESDE YA LES AGRADESCO POR PUBLICAR LA PAGINA, ESTA MUY BUENA.
    ATTE. VANESA

  3. Nancy dice:

    Hola mi pregunta es si siempre la trama queda tan abierta o es segun el material utilizado o hay algun secreto para que la trama se cierre y asi quedar una prenda mas abrigada ,muchas gracias por publicar la pagina . Felicitaciones

  4. liliana dice:

    quiero destejer un triángulo que hice porque quedó muy ajustada la trama y en ningún lado dice cómo se puede hacer.
    ¿se puede destejer? Les agradezco la respuesta de antemano.me gustó mucho toda la información que tienen!!!!

  5. Patricia dice:

    hola…¿Como se hacen guarda pampas en telar triangular?,Si hay otro tipo de guardas me gustaria q me las manadaran
    Gracias. Muy buena la pagina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>