Cruz medieval de cuero con incrustaciones


Con esta artesanía proponemos dos innovaciones: la colocación de pan de oro sobre zonas de pequeña extensión y la decoración a base de incrustaciones de piedras de diferentes tamaños y colores. La base de tales prácticas será una cruz de diseño antiguo dibujada con formas simétricas.

El pan de oro no deberá exceder los límites de las superficies concretas a las que está destinado, para lo cual utilizaremos un cepillo a la hora de eliminar los sobrantes junto a esos límites. La técnica de la incrustación con pedrería es muy interesante y merece la pena aprenderla, siguiendo las explicaciones del paso a paso.

Para dar al trabajo final la consistencia que permita su empleo como objeto decorativo, fijaremos el cuero trabajado sobre una pieza de tablero de sus mismas dimensiones, o sobre otra pieza de cuero más rígida.

Realización paso a paso:


Paso 1 – Luego de pasar el dibujo al cuero y recortarlo, aplica un poco de mixtión, y coloca el pan de oro.

Paso 2 – Presiona con un poco de trapo, para que el pan de oro se fije al cuero.

Paso 3 – Una vez aplicado el pan de oro, con la ayuda de un cepillo elimina el sobrante de los bordes .

Paso 4 – Maneja el cepillo con delicadeza y precisión, para no arrastrar el pan de oro.

Paso 5 – Humedece con un poco de agua, con ayuda de un pincel, las zonas del cuero no recubiertas por el pan de oro.

Paso 6 – Utiliza ahora un mateador y realiza unos ornamentos junto a los bordes del cuero.

Paso 7 – Con un rotulador de tinta al alcohol, pinta las líneas junto al borde de la pieza.

Paso 8 – Pinta con tinta china los contornos de los dibujos que están cubiertos por el pan de oro.

Paso 9 – Deposita una gota de agua en el lugar, para que se humedezca bien.

Paso 10 – Coloca sobre una zona mojada la piedra, y marca sus contornos con un buril.

Paso 11 – Con el cortador, siguiendo las líneas marcadas, corta el cuero.

Paso 12 – Traza un reborde en torno al hueco que haz dejado con el corte.

Paso 13 – Por el reverso del cuero, coloca las piedras que pretendemos incrustar.

Paso 14 – Una vez encajada la piedra, aplasta con el buril la zona que la rodea.

Paso 15 – Y, para que la piedra no se desprenda, puedes fijarla con la ayuda de un trozo de papel engomado.

Paso 16 – Por el procedimiento que hemos expuesto, coloca todas las piedras.

Paso 17 – Unta con cola un soporte de madera o cartón, o piel más dura, de las dimensiones de la cruz.

Paso 18 – Sobre este soporte encolado pega la cruz de cuero con las incrustaciones.

Paso 19 – En las zonas en las que haya color o pan de oro, presiona con un buril para que la adhesión sea total.

Paso 20 – Finalmente, aplica un barniz fijativo, empleando para ello un spray.

Patron:

Fuente: Revista Cuero Artesano

Tu puntuación: 5.0 (1 votos)
Sending

Comenta este articulo!

5 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *